12
Febrero

En San Rafael cortaron los árboles que generaban peligro, en Dulce Nombre no.

12
Febrero

Dando seguimiento al artículo de la página 10 de la edición de diciembre, llamado Cuiden los ríos, me parece interesante hacer notar algo que no fue respondido por Luis Umaña de la Unidad Técnica de la Municipalidad.

Se hace referencia y se explica por qué se está sacando material del río Virilla, pero no se contesta completamente la pregunta, que consta de dos partes. Se omite respuesta a la interrogante de las chancheras. Esa respuesta la ha omitido la Municipalidad por décadas.

Imagino que alguien va a salir con que eso no es responsabilidad de la Municipalidad sino del Ministerio de Salud; sin embargo, cuidar la calidad de las aguas es parte de la responsabilidad del gobierno local. Pongo como ejemplo que si usted que está leyendo esto quiere construir una casa en el cantón, debe aportar obligatoriamente factura donde se especifique que usted ha comprado una fosa séptica de dos fases, esto si usted no tiene acceso a conexión a cloaca. Siendo la Municipalidad la encargada de emitir los permisos municipales, ¿por qué no exigir a los finqueros los sistemas de tratamiento de aguas respectivos, análogos en este caso a lo que sería el de una construcción de casa? Basta la factura de un sistema de tratamiento...

Por otra parte, un par de veces me habrá tocado ir a una chanchera cerca de calle el Tanque, en el sector de San Jerónimo de Moravia. Esta cuenta con una enorme laguna de oxidación para tratar sus desechos. Pregunto a la Municipalidad: ¿Cuántas fincas de cría de cerdos hay en Coronado y cuántas lagunas de oxidación en total?

Ojalá y don Rolando, o cualquier otro candidato a la alcaldía, tuvieran un par de horas para irnos a caminar al río Virilla, ese que nace en Las Nubes y que un kilómetro después ya está contaminado. El cantón del agua no solo produce el agua, sino que además la contamina. Es hora de que la Municipalidad tome los ríos en serio, y ahora que estamos en periodo electoral es el mejor momento para denunciar nuevamente un problema de décadas, porque es triste que los ríos limpios de Coronado sean solamente un recuerdo de los adultos mayores del cantón.

 

ambiente

 

* Fundación Rocaverde para la Investigación Ambiental. Para comentarios o preguntas por favor llamar al 2292-6685 o escribir a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

12
Febrero

Cuando mencionamos la palabra histeria probablemente se nos venga a la mente imaginar a una persona gritando, perdiendo el manejo de sus impulsos y capacidad de razonamiento, como dicen otros “alguien como volcán explotando y echando chispas”. Pero será que un ser humano con histeria es precisamente eso, y está tan acostumbrado que ya vive con ese patrón de comportamiento. Veamos algunos detalles importantes.

La histeria puede tener varias definiciones o connotaciones, por ejemplo puede catalogarse como un estado de ánimo que altera a la persona llegando a un nivel de bloqueo tal, que requiere de unos minutos para retomar la calma ante la situación que provocó esta actitud. También se puede relacionar con un estado de nervios pasajero provocado por factores estresantes, temores, fobias, preocupaciones, como lo puede ser por ejemplo que un ser humano sea sometido a enfrentar una fobia (temor a las alturas o un animal particular), esto puede provocar un momento traumático generando que la persona se altere, se sofoque, grite, incluso se desmaye por no soportar el evento.

Por otro lado, tenemos la histeria que busca manipular a los demás con el objetivo de convertirse en víctima creando falsas expectativas en su entorno, y así obtener lo que desea sin importar el dolor causado, más aun cuando se ven amenazados por errores cometidos y que deben asumir consecuencias al respecto.

En algún momento de la vida, hemos tenido cerca a una persona histérica a la que llamamos dramática, y puede ser que efectivamente sea exagerada y no requiera de nuestra atención, pero también se dan casos donde ese amigo, compañero o familiar, tiene un problema fuerte que va más allá de un ataque de histeria o de un drama para llamar la atención.

Para entender un poco más la histeria analizada no como un drama, sino como un problema, es esencial tener claridad de algunos inconvenientes que se presentan en la salud de la persona; entre ellos están: la pérdida de memoria, problemas al respirar, dolor muscular y de articulaciones, molestias de cabeza, en ocasiones incapacidad para caminar, ataques de pánico, mareos, vómitos o diarrea, problemas digestivos, alteraciones visuales, fatiga, entre otros; así también a nivel emocional se presenta depresión, estrés, reír o llorar sin motivos, ansiedad y/o preocupaciones.

No se tiene claridad de que sea un solo factor el que influya en la aparición de la histeria, pero se asocia con el estrés, las situaciones emocionales extremas, las experiencias traumáticas, la depresión, los miedos, fobias y preocupaciones fuertes, la falta de aceptación, ansiedad, repetición de patrones y otros.

No existen medidas preventivas, o bien curativas, para la problemática de la histeria, pero sí ciertas recomendaciones para considerar en caso de tener algunos comportamientos evidentes y que ayuden en el autocontrol. Dentro de estas tenemos los ejercicios de relajación y meditación, ejercicio físico, hablar con personas de confianza, mantener la mente ocupada, escribir cuando no se tiene el control de algo para desahogarse; en casos muy severos, buscar ayuda de profesionales para que proporcione herramientas más estables, y analice el caso particular, ya que todos son diferentes y las razones que provocan la aparición de la histeria varían entre uno y otro.

Tengamos presente que si la histeria que mostramos es por manipulación, es importante tomar conciencia, madurar, asumir responsabilidades y consecuencias, trabajando las otras áreas débiles. Todo cambio por más pequeño que sea, marca avances y ayuda a ver la vida desde otro punto de vista, a pesar de los problemas que se presenten en el camino.

 

 sicologia

 

*Licda. Carolina Blanco Vargas

Psicóloga. Para consultas: 8846-7110

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Categorias

Calendario

« February 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube