Tiempos difíciles Featured

Written by 
Published in Opinion del director

Por lo que hago, el periódico, tengo la oportunidad todos los meses de conversar con muchos comerciantes de nuestro cantón, y el clamor es general: “Está dura la situación, muy, muy dura”. 


Lo que pasa es que, a diferencia de otras épocas en que se podía ver una luz al final del túnel, en esta cada vez está más oscuro; no se ve por dónde se puede dar una reactivación de la economía y crece y crece el desempleo, y cuando el pueblo no tiene dinero, no compra, o guarda y se vuelve huraño con los gastos; entonces el comerciante no vende, bajan sus ingresos, pero igual tiene que pagar agua, luz, local, salarios, impuestos, etc. Al final de cuentas todos los meses alguien cierra sus puertas y la situación empeora. Hemos visto cómo hace poco una reconocida marca de electrodomésticos cerró sus puertas y se fue de nuestro cantón; igual algunos comerciantes que estuvieron por muchos años también se han ido marchando poco a poco; otros ya están dando señales de problemas y en el fondo la pregunta: ¿Hacia dónde vamos o hacia dónde nos llevan? Y lo esencial: ¿Cómo enfrentar esta situación?

Es tiempo de que nuestros gobernantes locales y nacionales también entiendan que es momento de resucitar al muerto y no de rematar al moribundo. Acá se está gestando una enorme bola de nieve que contiene frustraciones, enojo, injusticias e impotencia... ¿De qué sirven los títulos académicos si no hay trabajo? ¿De qué sirve tu sueño de ser empresario y tu pequeño capital, si los altos alquileres, las cargas sociales, los impuestos, el pago de servicios, la cuota del banco te borran literalmente del mercado en pocos meses? Los que saben de economía, los que conocen de este tema deberían estar haciendo algo, porque si es que ya lo están haciendo, óiganme, no nos hemos dado cuenta. Vemos la angustiosa situación en otros países, donde gobiernos mediocres no supieron escuchar la vos del pueblo, no vieron las señales y ahora se quejan de lo que su misma incompetencia provocó.

Gobiernos, bancos, municipios, en lugar de apretar del cuello a los que menos tienen, empiecen por generar las condiciones de sobrevivencia que las circunstancias exigen, ante una economía estancada, y en una sociedad donde ya nadie cree en nada, enferma de su relatividad moral y ética, de cismas religiosos, de políticos mentirosos y fraudulentos y de una juventud, dizque la esperanza del futuro, esclava de la tecnología.

Esta es una época singularmente difícil sobre todo en lo económico, y que exige socarse la faja, reducir gastos, planificar mejor, evitar excesos, y en la que de nada te sirve quejarte de las situaciones que no puedes controlar, porque aquí lo legal excede lo moral y eso pone a derecho a los pensionados de lujo, los grandes y millonarios evasores de impuestos, los funcionarios de universidades, instituciones autónomas y bancos estatales con salarios extraordinariamente altos, y los diputados serviles a las líneas de partido, que permiten que estas situaciones prevalezcan porque no tienen criterio propio, se lo vendieron a sus amos. Pero cuidado, señores, que jugar con la dignidad de las personas y con sus elementos esenciales de sobrevivencia tiene un límite, y este país va hacia ahí, hacia un punto de quiebra.

Nos queda empero ser positivos. Creer en aquello de que lo mejor está por venir, pero por favor, no nos sentemos a esperarlo; hay que trabajar duro y actuar y si es necesario aruñar con coraje hasta encontrar un brazo de apoyo; y a nuestros gobernantes recordarles aquella frase de José Martí, propia para los gobiernos que no reaccionan: los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan".

Read 113 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« August 2019 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31