Urge un nuevo cementerio público en Coronado Featured

Written by 
Published in Lo último

El actual tiene más de cien años y no da abasto para la población de nuestro cantón.

 

Morirse no es una cosa fácil. Más allá del sufrimiento que provoca la pérdida de un ser querido, la muerte representa un gasto, pero más allá de ese gasto requiere de un lugar para ser enterrado.

En el pasado, eso último no era un problema: un pueblo, un cementerio; pero el nuevo siglo y el aumento de la población, sumados a la vida acelerada que, valga la redundancia, acelera también la muerte de personas, ya sea de forma natural, por accidentes, delincuencia u otros motivos, han provocado que ese incremento de decesos vayan agotando los espacios en los cementerios públicos; y si bien es cierto están las opciones de camposantos privados, no siempre los costos están al alcance de todos.

Nuestra realidad

Maximiliano Ortega Ulloa, funcionario municipal y administrador del cementerio de Coronado, afirma que este tiene ya más de 100 años y cuenta con dos mil derechos que suman ocho mil nichos renovables, todos ya con propietarios y en su mayoría ocupados.

“Las familias utilizan sus bóvedas y algunas incluso las prestan a otros”, y pueden exhumar los cuerpos después de cinco años de la muerte de la persona. Ortega asegura que por lo general eso les ha funcionado a los dueños de bóvedas, que siempre tienen algún campo disponible.

Los otros

La pregunta es: ¿Qué pasa con los que no tienen bóvedas? ¿Tienen espacio asegurado para enterrar a sus muertos?

Para las demás personas, eso sí, que sean residentes en el cantón de Coronado, existe la posibilidad de que se les alquile un nicho. La Municipalidad tiene 200, que según Ortega tienen más de cien años de haber sido construidos; son 100 para adulto y 100 para niños pero...

“Al día de hoy no tenemos ni un solo nicho disponible para adultos. Los únicos que van quedando son los que podemos sacar, porque ya han cumplido cinco años; no obstante, en algunos casos, a la hora de exhumarlos están muy enteros y todavía no se puede, por lo que se les da dos años más”. Según Ortega, actualmente hay 20 nichos en esa condición. Con respecto a los niños que fallecen no hay problema de espacio, porque evidentemente son mucho menos los casos.

Pero qué pasa cuando del todo no hay espacio. Según Ortega, en esos casos no queda más remedio que acudir a los cementerios aledaños, algunos de los cuales tienen el mismo problema.

El agregado

En 1998, en un lote del sector este del cementerio se hizo un agregado. En aquel entonces un lío con la junta administradora del cementerio, cuando supuestamente un miembro de esta vendió un mismo derecho varias veces, a personas diferentes, obligó a la Municipalidad a tomar la administración del cementerio y hacerlo más grande para arreglar el problema de aquella estafa, reconociéndoles el campo a quienes lo habían pagado. En ese entonces, según Ortega, quedaron espacios que se pusieron a la venta y fueron adquiridos muy rápido. Estos derechos, que fueron 50 y de los cuales 30 ya están construidos por sus propietarios, tuvieron que hacerse acorde a la nueva disposición del Ministerio de Salud, de que fuesen subterráneos, porque ya no se permite la construcción de bóvedas aéreas, sino que pide que las bóvedas sean subterráneas, con una profundidad máxima de tres nichos.

Costos

Para realizar un entierro en el cementerio de Coronado, si la persona no dispone de un nicho y si hay alguno disponible, debe pagar ¢86.255, lo que les da derecho a los familiares a depositar los restos durante cinco años improrrogables, excepto que cuando se haga la exhumación el cuerpo esté entero, por lo cual se les da dos años más de gracia.

En Moravia sí disponen de nichos municipales pero tienen un costo de 250 mil colones.

En el camposanto de la Trinidad-Paracito, que es administrado por una junta, también hay nichos de alquiler por cinco años, que cuestan ¢300 mil.

En Coronado, el mantenimiento trimestral que cobra la Municipalidad oscila entre los ¢5.315 y ¢13.290. En este cementerio hay vigilancia 24/7.

Ortega dijo estar consciente de que a la gente no le gusta mucho el sistema subterráneo, pero destacó que eso es lo permitido ahora, excepto aquellos propietarios de bóvedas aéreas, que las pongan a la venta o las faciliten. La otra alternativa es la incineración, que tampoco gusta a muchos, pero que pareciese que a futuro podría convertirse en la principal opción.

 

Opción

Por el momento, la principal opción es que el Ministerio de Cultura devuelva el lote que se les donó para la construcción de una biblioteca, y que está junto al agregado. Ese lote llega hasta la esquina, lo que permitiría ampliar un poco más el cementerio.

El alcalde Rolando Méndez afirmó que el Ministerio de Cultura no quiere desarrollar el proyecto, “incluso ahora menos, ya que está cambiando el concepto de acceso a la información, de bibliotecas de libros en estantes, al acceso vía línea en tiempo real”.

Aseguró que seguirán insistiendo para que ese ministerio les devuelva el lote.

 

 CEMENTERIO 1

 

MAX ORTEGA

Nichos disponibles es lo más difícil de encontrar en el cementerio. Ante tanta población que tiene hoy Coronado, hace falta un nuevo cementerio público. Max Ortega (en el recuadro) es el administrador del de Coronado.

 

 

 CEMENTERIO 2

 

 

CEMENTERIO 3

El agregado que se hizo en 1998, de 50 campos de tres nichos, ya tiene dueños, mientras que el terreno que sigue inutilizado por el Ministerio de Cultura, lo usa la Municipalidad para guardar material.

 

El dato

El cementerio de Coronado tiene seguridad las 24 horas del día. A quienes no pagan la cuota de mantenimiento durante varios meses les pueden rematar el derecho. El número telefónico en el cementerio es el 2229-1849, y el de Max Ortega en la Municipalidad es 2216-0726.

Read 35 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« December 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31