De la polémica a la violencia Featured

Written by 
Published in Lo último

Labor del oficial de tránsito asignado a Coronado, entre dos frentes: quienes alaban lo que hace y quienes cuestionan su forma de hacerlo. 

 

La agresión al oficial de tránsito de Coronado, Glen Rodríguez Gómez, el pasado 8 de julio, fue el último de una serie de acontecimientos que se han venido dando en nuestro cantón, desde la llegada de este funcionario, quien entre otras cosas le entró de lleno al tema de los transportistas ilegales y a quienes dejan mal parqueados sus vehículos o no tienen papeles.

Debido a ese accionar, el oficial se ha ganado la simpatía de muchísima gente que sobre todo en redes sociales alaban que “limpien” y “pongan orden” en Coronado; no obstante, en el otro bando también muchos se quejan de que Rodríguez es “prepotente, malcriado, intolerante, etc.” y que “abusa de su autoridad” a la hora de ejercer sus funciones.

Los incidentes fueron subiendo de tono hasta que el pasado 1 de julio un vecino de barrio San Martín, Henry Jiménez, se presentó en la sesión del Concejo Municipal, a la cual llegaron también representantes de los transportistas informales que dan servicio los domingos en la Feria del Agricultor.

Jiménez, quien llegó a la sesión visiblemente golpeado, alegó que Rodríguez le ha hecho tres partes de 53 mil colones frente a su propia casa en Barrio San Martín y que ha sido amenazado por Rodríguez, quien supuestamente le ha dicho que lo va a “reventar”. Relató que ese día, en horas de la mañana, grabó cómo oficiales de la policía dejan mal parqueados sus autos personales en la calle del costado norte de la delegación de Coronado, y que el tráfico, que está ahí mismo, no les hace nada y aseguró que se burlaron de él, cuando llegó a grabar la situación y a pedir explicaciones. Además, señaló que más tarde de ese incidente regresó a la Delegación y entró, pero “una señora trató de quitarme el teléfono, los oficiales brincaron diciendo que yo la había agredido a ella”, y dijo que salió golpeado y le quitaron los chips de su teléfono.

Pese a que este caso, al igual que el de la agresión, están judicializados, por lo que en la Delegación prefirieron no emitir criterio, la versión de los oficiales estaría en que supuestamente Jiménez le habría provocado una lesión a una oficial, lo que habría obligado a la intervención de sus compañeros.

Esa misma noche, en el Concejo Municipal, Miguel Zúñiga, en representación de los taxistas informales que dan servicio los domingos en la Feria del Agricultor, dijo que Rodríguez es “prepotente” y que “trata muy mal a las personas” y presentó varias quejas sobre la intervención que hizo este tráfico un domingo de feria, y expresó que lo único que ellos quieren es que los “dejen trabajar”.

Semanas antes de esto, el pasado 12 de mayo, un grupo de taxistas informales se manifestaron por la zona de la terminal de buses, alegando “persecución” por parte de Rodríguez.

Por otra parte, dos adultos mayores que pidieron entrevistarse con El Coronadeño, pero prefirieron el anonimato, afirmaron que Rodríguez tiene afectadas “psicológicamente” a muchas personas e incluso a ellos y agregaron conocer casos en que el oficial perjudicó a adultos mayores sin mostrar ningún tipo de consideración, aunque no mostraron pruebas de fotos o videos al respecto.

 

La agresión

En el caso de la agresión, esta se dio el pasado 8 de julio, cuando Rodríguez quiso hacer un parte a un carro que iba en una caravana que acompañaba un funeral. Según afirmaron familiares del difunto, el hecho se dio cuando los familiares decidieron darle una última vuelta por el centro de Coronado, a su familiar fallecido.

“Él llegó con prepotencia pidiendo papeles y cédula a uno de los carros y eso alteró a la gente. No justificamos la agresión, pero en ese momento tan difícil, en vez de ayudar a ordenar el funeral, hizo lo que hizo”, afirmó Diego Barquero, padre del difunto, quien afirmó que en su criterio si Rodríguez hubiese mostrado un poco de sensibilidad ante los dolientes, pudo haber evitado el incidente.

Lo cierto es que ese día Rodríguez fue agredido por un grupo de aparentes taxistas informales que iban con la caravana causándole lesiones y daños a su equipo de trabajo, tras lo cual el tráfico tuvo que ser incapacitado por cinco días.

Tras la agresión, al día siguiente, el Tránsito, la Fuerza Pública y la GAO hicieron varios operativos conjuntos en Coronado, desplazando gran cantidad de unidades y recurso humano, lo que duró varios días y al final incluso lograron realizar un decomiso grande de droga (308 kilos de cocaína) en el sector de San Pedro de Coronado.

Al cierre de edición Rodríguez había regresado a sus labores y el 25 de julio

 

 

 trsdffdfgfg

Los operativos por el sector de la Parada ahora están a la orden del día.

 

 

Ni un paso atrás

Oficial de tránsito agredido afirma que seguirá, ahora con más ganas, realizando su labor en las calles.

Tras la golpiza que se llevó el pasado 8 de julio, ese mismo día, horas después del incidente y ya un poco más sereno en la Delegación de Policía, el oficial Glen Rodríguez aceptó ser entrevistado por El Coronadeño, ocasión que aprovechamos para no solo tratar el tema principal, la agresión, sino una serie de inquietudes que existen sobre la forma como supuestamente él ejerce sus funciones.

Sobre el incidente de la agresión, Rodríguez explicó: “Yo venía llegando a Coronado y vi mucha congestión, en ese momento no sabía que había un entierro, adelanté vehículos para ver de qué se trataba y noté que era un entierro, yo respeto eso; pero en uno de los carros de la caravana, que por cierto el conductor no llevaba ni el cinturón puesto, este saca el teléfono por la ventana y empieza a sacarse fotos tipo selfie conmigo, mientras conduce, y entonces yo le dije que se orillara, por esa situación, no por el entierro”.

Rodríguez agregó que al negarse el conductor tuvo que atravesarle la moto, por lo que del auto se bajaron sus ocupantes a ofenderle y gritarle improperios, y eso fue aprovechado “por un montón de transportistas ilegales de la zona, que en grupo se sentían muy valientes y se pusieron a agredirme, me destruyeron la cámara corporal y el casco y botaron y le hicieron daños a la moto”.

El oficial dijo que de vista identificó a varios, pero no pudo visualizar a todos los que hicieron daños, pero que el OIJ se encargará de buscar a los responsables.

 

De lo otro

Sobre los comentarios que hemos recibido sobre Glen, se habla de abuso de autoridad, que se ciñe con las personas, y que hace partes a cualquiera que se parquea frente a la casa.

Rodríguez contestó que en la Ley de Tránsito están claros los lugares donde está prohibido estacionarse y que “está prohibido estacionarse en la calzada afectando el libre tránsito”. Reconoció que él ha visitado barrios y alamedas y ha sancionado gente donde no hay línea amarilla, pero que la mayoría de los casos son por denuncias de los usuarios, que el acoge siempre y cuando sean válidas; porque cuando un carro parqueado no está perjudicando a nadie, no obstaculiza el paso ni a un garaje, dice que él no interviene.

En el caso de San Martín, expresó que una persona bastante molesta se apersonó a la Delegación para quejarse de que en el bar que está ahí los carros se estacionan a ambos lados, y que tuvo que bajar a un señor debajo de la lluvia y transportarlo en su silla de ruedas hasta la casa, porque no había paso. Agregó que llegó al lugar y “a unos los sancionamos por estar en línea amarilla y a los otros por estar sobre la calzada afectando el libre tránsito. Los clientes molestos salieron a reclamar y entonces dijeron que tenía que hacerles la boleta a todos los que estaban en esa cuadra y tenían razón, y le hice el parte a todos”. Asegura que luego tuvo que regresar a ese barrio por otra queja y en el caso de ese señor que estaba otra vez mal estacionado y que el conductor no estaba, le bajó la placa. “El dueño del vehículo salió bastante alterado y amenazando. El asunto es que esa calle es bastante angosta y de dos vías y que ahí salen y entran carros por la misma calle, por lo que al parquear vehículos en ambos lados se obstaculiza el paso. Agregó que solamente se bajan las placas cuando el dueño del vehículo no se encuentra en este.

Se le consultó sobre la queja de Henry Jiménez, de que por qué no actúa igual con los autos de los oficiales de policía que los dejan en la calle que pasa a un costado de la Delegación, como evidenció el quejoso mediante un video. Contestó que “esa calle es más ancha y solamente hay una vía” y aun habiendo carros estacionados a la derecha e izquierda nunca se va a obstaculizar el paso. Y que los vecinos del lugar nunca se han quejado.

Consultado sobre un carro que estaba prácticamente en la propia esquina de la delegación, lo cual es prohibido y estaba a la vista, dio la razón, pero alegó que “si el usuario hubiese llegado en forma respetuosa y me lo dice, seguramente habría dicho sí tiene razón y se sanciona”, pero dijo que en ese momento se dio una situación y tuvieron que salir y cuando regresaron el carro cuestionado ya no estaba ahí. Sobre lo sucedido en la tarde noche y la supuesta agresión que sufrió Jiménez, el oficial Rodríguez dijo que en eso nada tuvo que ver porque no se encontraba en la Delegación Policial, en esos momentos.

 

El trato

Consultado Rodríguez sobre el trato a la gente que algunos aseguran es un poco grotesco y altanero de su parte, con tintes de abuso de autoridad, contestó que “de mí hablan de todo, me tienen extremamente vigilado, me toman fotos hasta cuando estoy comiendo y me meto al banco, todos me graban, donde quiera que yo llegue a trabajar sale alguien tomándome fotos y videos, a quienes les hago boletas me toman videos, y yo pregunto: ¿Teniendo tantas cámaras grabándome y persiguiéndome todo el día, porque hasta en mi vida personal se meten, si fuera cierto que yo maltrato de palabra ya algún usuario no hubiese publicado el video?”.

Le consultamos sobre por qué entonces hay gente molesta con su actuación, y respondió que porque a él le gusta hacer cumplir la ley, algo que a muchos no les agrada. “La gente pretende que si anda sin cinturón y yo le voy a hacer una boleta por eso, y entonces me dicen ‘pero si ya me lo puse o me lo voy a poner’, les molesta que yo simplemente no les doy esa oportunidad y les confecciono la infracción, sin faltarles el respeto”.

Rodríguez resume todo en que “la gente se molesta porque yo les hago una multa y quieren buscar cómo sacarme de mis casillas mediante ofensas y gritos y amenazas para que yo reaccione, pero como no han podido lograr un video donde yo salga haciendo eso, les toca inventar sin poder probar absolutamente nada”.

Sobre los llamados piratas tradicionales que por años siempre han trabajado en el cantón, y que alegan que les dejen trabajar por sus familias y que no le hacen daño a nadie, contestó que “aquí existía Coronado antes del 9 de abril (que fue cuando él empezó en el cantón) y existe ahora. Antes de esa fecha estaban otros compañeros y yo no puedo responder por el trabajo de ellos, sino por mi trabajo. No me meto en los procedimientos de otros ni ellos en los míos y si ellos permitieron que esa costumbre se convirtiera en ley, esa es una ley que no está escrita y yo trabajo con la ley que tenemos redactada en este momento”.

Consultado sobre si cree que una ley va a terminar con los piratas a nivel nacional, respondió que “nunca los van a terminar, por más que nosotros hagamos”.

Por último, consultado si tras lo sucedido iba a seguir siendo igual, respondió: “si ellos están creyendo que con dos pataditas yo ya voy a salir huyendo de acá, o que voy a bajar los brazos y que me voy a meter el rabo entre las patas están bien equivocados; probablemente pase todo lo contrario”.

 

 

 TRAFICO AGRESION

Glen Rodríguez, al centro, asegura que él simplemente se limita a cumplir con la ley.

 

 

 TRAFICOS OPERATIVOS 2

Por varios días un contingente de tráficos, oficiales de seguridad pública, OIJ, GAO, tomaron las carreteras coronadeñas.

Read 29 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« August 2019 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31