La tolerancia y sus límites Featured

Written by 
Published in Sicología

La mayoría de nosotros ha aplicado la tolerancia en sus diferentes ambientes de desarrollo, sea el trabajo, el colegio, la universidad, la familia, con su grupo de amigos o la pareja. Decimos, por ejemplo “hay que tener tolerancia con el jefe…”, “si no aplico la tolerancia me va a dar algo…”, “esa persona me hace aplicar la tolerancia todo el día…”, “es difícil, pero si no me trago lo que pienso perderé la paz y no podré tolerar…”. En fin, son muchísimas las frases que implementamos para referirnos a las situaciones del diario vivir donde este gran valor se presenta y nos pone a prueba. Pero, sabemos realmente el significado de tolerancia, lo aplicamos verdaderamente, o es solo por conveniencia.

Primero definamos a grandes rasgos la palabra tolerancia. Es la capacidad que tienen las personas para aceptar a los demás tanto en la manera de pensar como de actuar, respetando sus valores, reglas y costumbres que marcan diferencias con mi forma de ser.

La tolerancia es una virtud que permite evitar conflictos, ya que todos sin excepción tenemos la libertad de expresarnos, de comportarnos a nuestra forma, y en la medida que intentemos ponernos en el lugar de los otros, se nos facilitará aplicarla porque conoceremos los motivos de las acciones sin juzgar o etiquetar.

Cuando tenemos problemas de aceptación hacia nosotros mismos y nuestros defectos, es más complicado tolerar a quienes nos rodean; por ejemplo, si no puedo manejar mi enojo por equivocarme, como tendré tolerancia frente al enojo de otra persona; cómo respeto las normas de lugares o personas si no tengo la capacidad de entender y adaptar las diferencias y los límites que me colocan.

Depende de la manera cómo sea percibida la tolerancia, puede que para muchos de nosotros sea una herramienta para alimentar conocimientos, fortalecer valores, cultivar una actitud más positiva, generosa y amigable con los demás, pero para otros puede que sea una carga, una desmotivación donde lo único que se puede hacer es resignarse.

Si bien es cierto, como humanos somos seres complicados, dependiendo de los patrones de crianza, las costumbres, las experiencias de vida, las reglas y muchas más, así será la apertura que tengamos con los demás; es importante tomar en cuenta consejos generales que pueden resultar útiles para la convivencia cotidiana, ya que en ciertos momentos el límite de tolerancia se sobrepasa y se pierde la tranquilidad y se destruyen vínculos afectivos. Algunos de estos consejos son:

  1. Aprender a tomar conciencia de que somos diferentes y que se deben dejar de lado los estereotipos y los prejuicios. Cuando se valora la diversidad de personalidades, es menor el estrés y se evidencia una actitud más abierta.
  2. Actuar con el ejemplo, a pesar de que sea muy difícil.
  3. Empatizar, es decir, intentar ver las situaciones desde la perspectiva del otro.
  4. Pedir explicaciones al respecto, por ejemplo, si no estamos de acuerdo con una decisión o una regla, preguntemos los motivos antes de enojarnos. Se debe recordar que la tolerancia no es aguantar actitudes inaceptables que estén en contra del respeto.
  5. Ignorar las diferencias. Esto significa que si no logramos ponernos de acuerdo con un tema particular, debido a que todos pensamos distinto, es mejor evitar hablar de este.
  6. Hacer un análisis de los sentimientos intolerantes que manifiesto. Verme hacia dentro y entender mi contexto, el reconocer y cambiar lo que no está correcto ayudará a mejorar la interacción con los otros. Puede que algunos patrones que hemos adquirido no sean sanos; ahí es donde la humildad se pone de manifiesto para marcar la diferencia de que sí se puede aprender de los defectos.

El tema de la tolerancia es muy amplio, lo realmente importante es saber cuáles son los límites de cada uno, anteponiendo siempre el respeto por las diferencias y aceptando los errores tanto propios como ajenos, buscar cambiar y llegar a acuerdos donde todos se sientan cómodos. Recordemos ponernos en el lugar del otro.

Licda. Carolina Blanco Vargas

Psicóloga. Para consultas: 8846-7110

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Read 17 times
Rate this item
(0 votes)
More in this category: « Dar y recibir afecto

Categorias

Calendario

« December 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31