Sociedades anónimas Featured

Written by 
Published in Actualidad

Conozca las principales obligaciones que deben cumplir y valore si le es conveniente disolverlas. 

Juan Pablo Lara Ruiz 

Para El Coronadeño Hoy

 

Las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada -por mencionar los tipos de sociedades más comunes- son estructuras legales que permiten a los comerciantes crear una entidad jurídica independiente y con un patrimonio separado, lo cual resulta muy útil para la operación de un negocio o empresa; sin embargo, si bien no es el fin de estas, suelen utilizarse únicamente para la tenencia de bienes muebles e inmuebles.

Con el transcurso de los años, a las sociedades se les han impuesto nuevos impuestos y obligaciones periódicas, por lo cual, es importante que los dueños y representantes legales tengan presentes las obligaciones que deben cumplir a lo largo de este año, para que, ya sea cumplan con estas, o bien, si son sociedades inactivas o que ya no se utilicen para los fines que fueron creadas inicialmente, valoren su disolución y liquidación.

En primer lugar, es importante señalar el cambio que realizó el Ministerio de Hacienda en cuanto a las sociedades que son “inactivas”, es decir, aquellas que no tienen actividades económicas, por ejemplo, las creadas para la tenencia de bienes; ahora estas sociedades  de acuerdo con la reforma introducida por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (N0.9635), son contribuyentes del impuesto sobre la renta y como tales, tienen el deber formal de presentar la declaración de este impuesto, a más tardar  el 15 de marzo de 2021, al igual que las sociedades que sí tienen actividades lucrativas.

Otra obligación importante que se debe tener presente es la declaración anual de Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales, la cual, a causa de la pandemia, se suspendió la obligación de presentarla en setiembre 2020. No obstante, en abril 2021, todas las sociedades deberán presentar  la declaración y reportar la información correspondiente a sus beneficiarios finales.

Finalmente, es necesario recordar la obligación de pagar el impuesto a las personas jurídicas, el cual se cancela entre el 1° y el 30 de enero de cada año; así como el impuesto de Educación y Cultura, que deben pagar las personas jurídicas, con base en el monto del capital neto reportado en la declaración del impuesto sobre la renta, y se paga en los meses de febrero y marzo de cada año.

Si bien la presente no es una lista exhaustiva de obligaciones, lo cierto es que las anteriores son algunas de las que se deben cumplir y así evitar multas, intereses, procedimientos administrativos y hasta la disolución de su sociedad. Ante esta amplia cantidad de obligaciones, es recomendable valorar si su sociedad sigue siendo necesaria, o bien, si es posible realizar una estructura diferente y evitar tener gran cantidad de sociedades, y de esta forma, disolver y liquidar las que no necesite.

 

*Lic. Juan Pablo Lara Ruiz

Abogado y Notario

6096-4918

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Read 105 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño