Renuncia junta del Liceo de Coronado  

Written by 
Published in Actualidad

 

Decisión agrava la situación de clausura que pesa sobre esta institución por parte del Ministerio de Salud. 

 Prácticamente la mitad de la junta administrativa del Liceo de Coronado presentó su renuncia en días pasados, lo que agrava la situación de este centro educativo que tiene la amenaza de clausura sobre su edificio, tras una orden sanitaria emitida por el Área de Salud de Coronado.

La presidenta Lílliam Vargas Rodríguez, la vocal Yamileth Meléndez y la secretaria Éricka Núñez, son quienes se van, y de ellas, Vargas es la única que inició periodo el pasado 20 de setiembre del 2020 con un grupo de los cuales ninguno queda ya.

La situación se presenta cuando hace un mes Salud advirtió al Ministerio de Educación que tenían 30 días hábiles para presentar al Área Rectora de Salud de Coronado (ARSC), un plan de acciones correctivas con su respectivo cronograma, donde se incluyera la subsanación de la totalidad de incumplimientos descritos en el informe emitido por el Cuerpo de Bomberos, que detectó cerca de 55 irregularidades en la estructura de este colegio.

Vargas alegó que su renuncia se da por motivo del  “poco apoyo, compromiso y tiempo de parte de algunos miembros de la Junta; trayéndome un desgaste físico, mental y emocional que puede  llegar a ocasionarme problemas en mi salud”.

Por otra parte, el pasado 27 de agosto, la Defensoría de los Habitantes  envió una carta a David Morales, Director del ARSC, y otros,  solicitando información sobre el estado de la autorización por parte de la Dirección General de Salud para proceder con la clausura.

Ante una consulta de El Coronadeño al Ministerio de Salud, sobre este caso, nos respondieron que “al cumplirse el plazo indicado (30 días hábiles) el Ministerio de Salud estaría verificando el cumplimiento de la orden sanitaria”. 

Las renuncias en la Junta, en la que solo Vargas se mantuvo un año en su puesto (set. 1920-set. 1921) complican aun más la situación del Liceo, por los procesos de contratación y planificación que deberán hacerse para los trabajos remediales en este centro educativo, cuya actual directora es Sue Chinchilla.

La presidenta y compañeros salientes dejaron un informe con 62 puntos de lo hecho durante este año. Ahora vendrá el proceso de ternas y aprobación y juramentación de los nuevos miembros que ingresen a la junta, por parte del Concejo Municipal, autorizaciones de firmas, etc., lo cual sin duda atrasará los procesos de planificación y contratación administrativa para las obras que deben realizarse en esta institución, tanto para las obras urgentes como las de largo plazo que requiere esta estructura.

Por otra parte, autoridades del cantón, como el alcalde, Rolando Méndez, consideró que “en las actuales condiciones me parece que el Ministerio de Educación -mediante la Dirección de Infraestructura Educativa (DIE)-  debería asumir la construcción de las obras menores y mayores”, para ganar tiempo.  

Por su parte, Jason Gutiérrez, presidente del Comité Cantonal de la Persona Joven  de Coronado, quien fue el que interpuso ante la Defensoría de los Habitantes una solicitud de intervención en este caso, detalló que entre lo último, en la contestación que hace Morales a la Defensoría de los Habitantes y a Kattia Rodríguez, Directora de Niñez y Adolescencia, se detalla: “La última orden sanitaria se notificó el día 30 de agosto de 2021. Se espera que al vencimiento del plazo (30 días hábiles) el inmueble se encuentre desocupado, de comprobarse lo contrario se procederá con la clausura total del Liceo de Coronado”; ese plazo vencería el próximo 8 de octubre.

 

Lílliam Vargas, segunda de izquierda a derecha era la única sobreviviente de la junta elegida

en setiembre del 2020. De azul, la directora actual del Liceo, Sue Chinchilla.

 

Read 51 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño