Recordando a mi tío Víctor Hugo Román Jara

Written by 
Published in Actualidad

Carlos Humberto Segura Román  

Mi tío dormía en un cuarto detrás de la Pulpería “El Cuscatlán”, en Coronado.  Acompañaba a mi abuelo don Herminio Román, para que no durmiera solo, y cuidar “La Pulpe” de los ladrones. Había dos camas, una caja fuerte y una mesita, con una máquina de escribir y un rifle de caza. Mi tío Hugo se levantaba a las tres de la mañana. Yo lo acompañaba en el pick up al Mercado Central. Yo me quedaba en el cajón cuidando, mientras él traía los sacos de arroz, frijoles al hombro. Entró a la UCR y desde ahí, su pensamiento empezó a atraer a universitarios y políticos. Tenía ideas muy avanzadas para aquel tiempo. Su pasión y bandera fueron los derechos humanos. Pepe Figueres y el Padre Núñez fueron sus padrinos. Su pensamiento vanguardista y don de gente, lo llevaron a múltiples “reuniones” internacionales. Era firme, carismático, inclaudicable en su posición, la neutralidad y soberanía de nuestro país. 

La frase favorita de mi tío Hugo era: “En route”.  Hoy, 50 años después, cuando viajamos en familia, mi hija Estefanía nos recuerda a tío, diciendo: ¡En route! La magia de los viajes de mi tío Hugo brota de nuevo. Gracias, Padre Celestial, por multiplicar los regalos de mi Tío. En route, tío Hugo.

 

De derecha a izquierda, Dr. Víctor Hugo Román, Ana Victoria Román, y Humberto Segura Román, antes de salir al Sacre Coeur, a la misa del gallo celebrada a las 12 medianoche.

Read 91 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño

uned 2022