Las demandas a la “Muni” Featured

Written by 
Published in Opinion del director

Más allá de cualquier tinte político o electoral, que son muy usuales en estos casos, y en estas épocas, los pagos por demandas que enfrentó, enfrenta y enfrentará la Municipalidad de Coronado, por diversas situaciones y ante diferentes circunstancias, debería ser un tema que nuestra comunidad domine, por la sencilla razón de que los deudores somos nosotros, los contribuyentes. 

Si bien es cierto, hay errores graves tras esta orgía de dinero que se le viene al municipio y de la cual prácticamente no hay escape, porque el asunto legal está literalmente agotado, la “Muni”, en mi criterio, tiene solo dos caminos por delante: uno buscar la forma de arreglar y pagar, y la otra, establecer que situaciones como lo de la bomba que nunca se construyó, aunque se les había dado permiso municipal y eso obligó a una lesividad, los funcionarios mal despedidos, que no son solo un grupo sino varios, y algunos ya ganaron el juicio y cobraron o están cobrando millones, y otros como costosas inversiones que de una u otra forma se perdieron, nunca se vuelvan a dar.

Con todo respeto creo que si hay un departamento que en una Municipalidad debe ser una verdadera fortaleza es el legal, porque las municipalidades constantemente están enfrentando conflictos, y si se es débil en eso, se convertirá en el blanco de todos aquellos que consideren que demandar a la “Muni” es dinero fácil. Personalmente le hice la pregunta a uno de los abogados que le ha ganado juicios a la “Muni” de si en uno de esos casos, ya ganado, y ubicándose él del otro lado, hubiese sido posible salvar a la institución, y para mí  sorpresa me dijo que sí. ¿Qué significa eso? Que las cosas no se hicieron como se debía, en tiempo ni en forma. No obstante, y pese a que hoy  pareciese que a nadie le importa hablar sobre ello, más allá de buscar responsables que sí los hay y deberían responder, es imperativo que se determine qué fue lo que sucedió estas dos décadas pasadas y que hechos como esos no se vuelvan a repetir, independientemente de quien esté en la alcaldía y en el Concejo Municipal.

Es, en mi criterio, una obligación del Concejo y Alcaldía actual, ya que no lo hicieron los anteriores, determinar qué fue lo que sucedió y dejar para la historia un precedente y una normativa que permita que los errores que se cometieron, y que en diversas oportunidades se expusieron en este periódico, donde se le permitió a cada parte externar su opinión, no se vuelvan a dar. Por otro lado, lo inevitable, buscar la forma cómo pagar en una época de crisis, pandemia, morosidad, porque aparentemente no hay otra salida.

Repito, no se trata de un juicio político para sacar provecho, principalmente en este año de elecciones o cuando vengan las municipales, sino de un ejercicio moral y ético, para no enterrar una serie de situaciones que no deben repetirse, pero que es inmoral y antiético dejarlas simplemente enterradas. Seguramente ya a nadie alcanzarán las culpas, en un país en el que en muchos casos en el momento no se hace nada, mucho menos una década o más después, pero sí por lo menos establecer responsabilidades y prevenir para el futuro, y como me dijo una persona que está de una u otra forma señalada en estos hechos: “cuando esto se venga, que cada palo aguante su vela y cada quien saque sus argumentos y se defienda”.

 

 

Read 380 times
Rate this item
(0 votes)
More in this category: « La fuerza del pueblo

Categorias

Calendario

« July 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube