Ser un buen hijo es una excelente decisión Featured

Written by 
Published in Lo último

Joven destaca en el deporte, es campeón nacional de natación y se siente bendecido.

 

 

José de la Cruz Marín Pérez es profesor de Educación Física en el Liceo de San Antonio y es un ejemplo para sus alumnos porque pese a su juventud, pues cuenta apenas con 21 años de edad, además de profesional es ya campeón nacional de natación.

Afirma que siempre le gustó el deporte y que se estaba encarrilando hacia el fútbol e incluso a los dieciséis años estaba en el alto rendimiento del Club Sport Cartaginés. No obstante, días antes de hacer una prueba con un equipo, a su madre le diagnostican un cáncer y según el doctor le quedaba poco tiempo de vida, y dice: “Yo siempre he tenido la creencia de que para tener éxito en la vida uno tiene que ser un buen hijo, y me nació la idea entonces de poder retribuirle algo a mi mamá, pero desde otro deporte, el de ella, la natación, y buscar el éxito en esta disciplina”.

Doña Virginia Pérez Granados había sido nadadora y en su honor José decidió seguirle los pasos en esta disciplina, en la que empezó a entrenar fuerte desde hace tres años y muy pronto pudo ver los frutos de su esfuerzo, ya que tan solo un año después, en el 2018, se coronó campeón nacional en 400 m combinado.

“Recuerdo que entré a la piscina e iba todo nervioso, por eso cuando gané no me lo creía. Después de ahí empecé a ganar varios campeonatos a nivel nacional y llegué a ser tricampeón nacional”, nos dice este joven que antes de la pandemia estaba preparándose para el Panamericano de Natación, en Medellín, Colombia, que sería del 17 al 25 de junio del presente año.

Su paso por la natación ha sido fructífero y ya contabiliza 8 medallas de oro, 20 de plata y 2 de bronce en campeonato nacional y juegos universitarios; en total ha realizado 31 pruebas y solo una vez ha quedado fuera del pódium, en el cuarto lugar.

 

Trabajo duro

José afirma que su día inicia muy temprano, a las 3 de la mañana cuando sale a correr y después hace gimnasio. Hago una hora de spinning y después acondicionamiento físico para después comer y luego dos o tres horas de entrenamiento en natación.

En el campo académico este joven también se ha esforzado obteniendo el bachillerato en Educación Física y se encuentra sacando la licenciatura en esta especialidad y otra en docencia, también tiene un Técnico de Gestión y Rendimiento Deportivo en la Universidad de San José.

En el campo empresarial también ha destacado porque tiene una pequeña empresa deportiva llamada Académica Sociointegral del Deporte Ohana (amor en hawaiano). El año pasado, además de Coronado, estuvo trabajando en el CTP de la Gloria de Puriscal, con una población de escasos recursos, “ y como uno siempre dice que Dios te tiene un plan de vida, resulta que fundé Ohana en el Pacífico, con academias de fútbol, un gimnasio gratis y daba clases funcionales en diferentes sectores, porque la idea de mi empresa es ayudar a jóvenes y adultos a que puedan practicar su deporte, por medio de programas de entrenamiento, patrocinios, etc., y mi alegría es saber que de esos grupos varios deportistas han podido surgir”.

Actualmente José dice tener cuatro objetivos a futuro: el Panamericano de Natación, la Liga Mundial de Aguas Abiertas, 2021, los Juegos Centroamericanos Universitarios 2021 (aunque parece que los van a pasar al 2022) y el mayor de todos, los Juegos Olímpicos de Francia, 2024, y dice que espera lograrlo en sus especialidades de 200 mariposa y 200 combinado individual.

 

Una estrella

La principal noticia que nos da este joven y carismático deportista es que “mi mamá ha sobrevivido al cáncer, por lo que ha podido ver desde mi primera medalla hasta ahora; siento que Dios me escuchó”. Dice que además, a través del deporte ha querido dar a los jóvenes un ejemplo para seguir, porque este es una herramienta muy importante en la sociedad, que ayuda a la juventud a muchas cosas, una de ellas escapar de las drogas.

José afirma que la gente dice de él, que tiene como una estrella, ya que todo lo que hace le resulta. Esa misma estrella es la que puede haberle ayudado a este joven para ser una excepción de un mal que ha afectado a toda su familia. “Tengo tres hermanas (Linda, Jenniffer y Adriana) ya profesionales, y dos hermanos que murieron jóvenes (Jonathan de 21 años y Henry de 14 días), porque en la casa con excepción mía todos padecen del corazón”.

Por último, José dice que su padrastro, José Luis Miranda, es un ejemplo para seguir, es administrador de recursos humanos, y que agradece a sus entrenadores de natación, Adrián Coto Quesada (2018) y David Marchall (2019), el trabajo que han realizado para que él haya logrado superarse en esta disciplina.

 

 

JOSE 1

José de la Cruz Marín Pérez, con apenas 21 años de edad, es todo un ejemplo de superación.

 

 JOSE 2

 

 

JOSE 3

La mayor inspiración de José como nadador es su madre, Virginia Pérez, y a ella le dedica él, todos sus éxitos en el agua.

Read 241 times
Rate this item
(1 Vote)

Toyopan

Isidreño

Categorias

Calendario

« July 2020 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube