Liceo de Coronado sigue en condiciones deplorables Featured

Written by 
Published in Lo último

Nueva Junta Administrativa dispuesta a dar la batalla, pero dicen que los tienen con “las manos atadas”. 

 

Pese a que hay una resolución de la Sala Cuarta, este año, ordenándole al Ministerio de Educación (MEP) corregir problemas de infraestructura urgentes en el Liceo de Coronado, para lo cual les dieron seis meses de tiempo, que ya vencieron, todo indica que el 2020 terminará sin que a este centro educativo le hayan hecho las mejoras que requiere.

La denuncia de esta situación la hicieron los actuales miembros de la Junta Administrativa del Liceo, que empezaron funciones el pasado 23 de setiembre.

Mónica Quirós, actual secretaria de la Junta y una de las tres madres (María Flores y Patricia Soto), que en marzo pasado interpusieron el recurso de amparo contra el MEP y otros, por las condiciones en que se encuentra este colegio, asegura que están con “las manos atadas”, para realizar las obras que se requieren y que debieron realizarse este año cuando la no presencialidad de alumnos y profesores se prestaba para hacer los trabajos.  

 

El amparo

En el  fallo de la Sala Cuarta del pasado 12 de junio se ordenó a las autoridades del MEP,  ejecutar los actos correspondientes para que, en el plazo de SEIS MESES, se cumpliera con la totalidad de lo señalado en las órdenes sanitarias dictadas por el Área Rectora de Salud de Coronado, a la cual de paso se le llama la atención, ya que desde el 2015, año en que se otorgó el último permiso sanitario a este Liceo, se han emitido dos órdenes sanitarias las cuales no se han cumplido a cabalidad, sin que eso haya significado una decisión drástica por parte de Salud.

En el informe de la inspección de salud que realizó un funcionario de ese área en mayo del 2016 (CS-ARS-CO-RSJ-087-), destacó, entre otras cosas, problemas en el comedor estudiantil,  “los equipos de trabajo en el comedor se encuentran deteriorados, el mantenimiento de los alrededores del comedor constituyen un foco de atracción para insectos y roedores, en las instalaciones se observan cables eléctricos expuestos, además se comprobó que la disposición de las aguas pluviales no se da de forma correcta debido a que hay sectores que no cuentan con canoas y bajantes, también se visualizó que el cielorraso en varias áreas destinadas al proceso de enseñanza se encuentra deteriorado, se pudo observar un cúmulo de desechos dentro de las instalaciones y existen áreas de trabajo sin extintores”, entre otras cosas.

Dicho informe provocó que se dictara una orden sanitaria CS-ARS-CO-RS-OS-PSF-6078-2016-A del 11 de octubre de 2016, que daba un plazo de 6 meses, para corregir las no conformidades descritas y que luego la administración del colegio envió a la Dirección de Infraestructura Educativa (DIE) destacando que requerían de la ayuda urgente para solucionar dichos problemas, y se agregaba que “El Liceo de Coronado mantiene una infraestructura que se encuentra antigua, obsoleta, por tal motivo mucha parte de su presupuesto anual se invierte en hacer arreglos que salen muy costosos por ser instalaciones antiguas y solo sirven para tapar problemas emergentes”.

En mayo del 2017, el Área Rectora de Salud de Coronado realizó inspección ocular, y en el acta No. CS-ARS-CO-RS-PSF-6078-0013-2017 se indicó que había un cumplimiento parcial de la orden, y que los puntos que no se cumplieron es por  falta de presupuesto, debido a que la DIE no había realizado la inversión.

Después de eso no fue sino hasta marzo del presente año que el Área Rectora de Salud de  Coronado realizó inspección ocular, indicando nuevamente, al igual que tres años antes, que existía un  cumplimiento parcial de las órdenes sanitarias emitidas en el año 2016, y destacó que como consecuencia “se han agravado las condiciones no subsanadas”, e incluso se recomienda valorar la posibilidad de tramitar a nivel de Regional la clausura (parcial o total) del centro educativo”.

Lo anterior provocó que en mayo pasado se realizara una reunión entre todas las autoridades involucradas en este tema, pero lo cierto es que de todo lo dicho en aquella cita y tras la que días después el Área de Salud de Coronado les ratificó que debían cumplir con la TOTALIDAD de lo ordenado, debido a que “el objetivo de estos actos administrativos es velar por la salud de la población”, nada de lo hablado en dicha reunión, a diciembre del 2020, se ha cumplido, porque  prácticamente no hay avances importantes que reseñar.

 

Nada de nada

En reunión de El Coronadeño con la actual Junta Administrativa del Liceo de Coronado, ellos afirman que desde que entraron en labores, en setiembre pasado, es muy poco lo que se ha podido lograr para atender las necesidades estructurales que requiere con urgencia este colegio.

Además, Quirós afirma que “recibimos de la Junta anterior muchos pendientes acumulados”, y se presenta la situación de que la DIE no ha cumplido con lo ordenado por la Sala.

 “Para mí (Mónica) la intervención de salud fue insuficiente porque hay muchas cosas que ellos no reportan en sus órdenes sanitarias”.

Lillian Vargas, exprofesora del Liceo y presidenta de la Junta, afirma que aunque este nuevo grupo tiene un gran deseo de trabajar y lograr mejoras, tienen las manos atadas, “porque  para cambiar una lámina de techo tenemos que llenar un formulario para pedir una autorización y realizar un proceso burocrático para conseguir la aprobación”, pese a tener buena intención y el dinero para realizarlo, no pueden,  ya que tanto la Junta anterior como la actual fueron advertidas que “ni un clavo se podía pegar” sin la autorización del DIE.

“El ideal cuando entramos era correr antes de volver a la presencialidad”, dice Vargas, pero se desilusionaron cuando el DIE les presentó en una reunión virtual el cronograma del inicio de obra que ellos proyectan arrancaría en el 2023; “vale que es urgente y que la Sala Cuarta les dio seis meses”, expresó Vargas.

Mónica agregó que “ahora nos dicen que desde agosto la DIE está en reestructuración, entonces entramos a la página del MEP para llenar los formularios y dice en construcción, las guías anteriores están anuladas, no podemos hacer nada”.

En el momento de la entrevista, la Junta acababa de recibir el informe técnico de la visita que hizo el DIE después del amparo, pero aún se deberá seguir un proceso burocrático de aprobaciones.

Para Vargas, este problema encierra un asunto de “negligencia administrativa” tanto del MEP como de administraciones pasadas del Liceo que no quisieron o no pudieron poner en el tapete, en su dimensión, esta problemática en todos sus alcances, y que ha provocado que a través de los años se haya dado un deterioro mayor en las aulas, pupitres, canoas, techos, etc. que no ha sido remediado.

“Trataremos de hacer lo mejor posible, la Junta que salió de aquí dejó grandes carencias”,  afirmó Quirós, quien señala que la transición de una junta a otra no se dio con buena comunicación y disposición, sino que solo una de sus miembros se presentó para leerles  el inventario de la oficina, e incluso están a la espera de que el expresidente se haga presente porque tiene importantes pendientes que entregar.

Dentro de las decisiones importantes que ha tomado la nueva Junta está la contratación de un encargado de mantenimiento de planta, “por eso es que esta institución se está cayendo, entonces decidimos contratarlo con los fondos que teníamos, y ahorita está haciendo la instalación de los cielos rasos más urgentes”, para que no les caigan encima, dijo Vargas.

Otro hecho importante para tomar en cuenta es que sobre este colegio incluso hay una recomendación de no hacer nada porque ya le queda muy poco de vida útil, y estaban recomendando hacer lo mínimo para botarlo luego y hacerlo nuevo; no obstante, los miembros de la Junta consideran que es imposible funcionar con los problemas estructurales que tiene este Liceo en la actualidad.

Entre los asuntos urgentes está una tapia a la que le cayó un árbol y la botó, y aunque ya la Junta obtuvo el material para arreglarla (las baldosas se las donaron) requieren la

aprobación del DIE. “Nos piden llenar un formulario que ahorita no está disponible porque ellos están en reestructuración, con una guía que ya no existe porque están haciendo una nueva desde el 18 de agosto. Una obra que puede tomar unos tres días pero necesitamos el aval y eso es tremendamente burocrático. Tiene dos meses de estar así”, aseguró Quirós.

Además de todo lo expuesto, los signos de incertidumbre se mantienen sobre esta institución,  ya que debido a la pandemia se anuncian serios recortes en los presupuestos de las instituciones que podrían afectar las obras que está planificando el MEP.

 

Los miembros de la actual Junta (de izq. a der.): Alberto Chacón Arias, la presidenta Lillian Vargas Rodríguez, Mónica Quirós Méndez, Carol Rojas, y la actual directora Sue Chinchilla.

 

Esta tapia que la derribó la caída de un árbol, no ha podido ser reparada más por trámites burocráticos del MEP, que por falta de dinero.

 

Así recibían lecciones los estudiantes del Liceo de Coronado, en marzo, antes de la pandemia, y en todos estos meses transcurridos aún no se ha logrado mejorar esas condiciones.

 

Tras quince años de haber sido construida, a esta estructura, dice la Junta, “no se le ha metido ni una calcomanía”.

 

Respuesta del DIE

Al respecto de esta situación, Catalina Salas, directora del DIE, nos informó vía Whatsapp que se tiene conocimiento del caso y se ha trabajado en la solución de dos recursos de amparo y órdenes sanitarias que le fueron impuestas al centro educativo.

“Se había hecho un primer informe diagnóstico en el que las obras eran una atención integral a este centro educativo, sin embargo, con el recorte presupuestario se hizo una reanálisis para aprovechar los fondos que la junta tiene (¢75 millones) en un mantenimiento menor”.

Según Salas hay un segundo informe diagnóstico que separa los proyectos en dos. Uno es mantemiento menor para poder solventar las órdenes sanitarias y responder a los recursos de amparos que se tienen y cuyos plazos ya se cumplieron por lo que solicitarán a la Sala una ampliación de plazo “para poder atender las situaciones de urgencia con el mantenimiento menor que la junta será la responsable de ejecutar y para lo cual se les dará la autorización”.

“Se prevé un segundo proyecto que requiere de un diseño para llevar a cabo obras de mantenimiento mayor y obra nueva. En el plan de inversión 20/21 se considerará el diseño de esta segunda etapa y según el presupuesto esté disponible poder atender las obras en una cartera del 2022-2023, según el contenido presupuestario que la DIE pueda tener”.

 

El dato

Las institución atiende a 870 estudiantes de los cuales 96 son de educación especial,  pero solo tiene dos baterías de baños,  es decir 4 servicios sanitarios para hombres y 6 para mujeres sin puertas, y una sola batería de baños en el área de educación especial para atender 45 mujeres y 50 hombres. Se aclara que se han girado dos órdenes sanitarias por parte del ministerio de Salud, pero “estas no se respetaron ni se tomaron medidas correctivas en los tiempos de ley”.

Read 380 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño

Categorias

Calendario

« January 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube