Unos coronagringos en Chirripó Featured

Written by 
Published in Lo último

Padre e hija relatan la gran experiencia que significa subir este cerro. 

 

Por Keilyn y Russell Martin

Para El Coronadeño Hoy

 

Esta historia comienza en medio de la pandemia, cuando el deseo de salir de la casa pasó a ser parte de querer mejorar nuestra salud física y mental. De esta manera, estos vecinos de un lugar que pocas personas conocen en Coronado, llamado Chocó, pasamos de un estilo de vida semisedentario a uno donde logramos subir al punto más alto de Costa Rica.

Así, comenzamos caminando 5 km cada semana, admirando vistas hermosas alrededor de nuestra casa. En una de esas caminatas comenzamos a hablar sobre la posibilidad de ir a Chirripó, y así comenzó el entrenamiento. Esa distancia pronto se convertiría en 7, 10, 15 y 18 km con miras al coloso. 

En ese proceso, visitamos partes altas del cantón, principalmente alrededor, Cascajal y Las Nubes, con el afán de incrementar nuestra condición física y acostumbrarnos a ir “cuesta arriba”. Así, pudimos disfrutar del trillo subiendo desde San Pedro a la finca del “Cacho” Ramírez, donde se hace Coronado a Caballo.  Otro reto fue la cuesta de la calle La Julieta que termina en un túnel de árboles; el claro del final conduce a Las Nubes.  También subimos por la calle Iglesias que regala preciosas vistas panorámicas.

Probablemente lo más difícil para nosotros fue reunir la disciplina para hacerlo todos los fines de semana, sumando entre semana otros tipos de actividad física (fuerza y capacidad aeróbica). Sin embargo, esto al final probó dar frutos exitosos. ¡Logramos subir esos 3.820 msnm!

Llegó el 23 de noviembre, día en el que caminamos hasta el albergue. Nos habíamos hospedado previamente en el hotel El Pelícano y viajamos a las 4:30 a.m. en un pick-up hasta la entrada del parque nacional, y de esta manera comenzamos la travesía. El kilómetro más difícil fue el primero, “El termómetro”. Después de terminarlo, nos detuvimos a desayunar, respirar y quitarnos los abrigos, reponiendo las ganas para seguir.

Sobrellevamos bastante bien los kilómetros 2-8, donde hicimos diversas paradas para tomar agua, admirar las plantas, el camino, las vistas y descansar. En algún punto nos encontramos a unos viajeros que nos advirtieron que a partir del kilómetro 9 la situación se complicaba, pero no les hicimos caso porque no queríamos que eso nos afectara mentalmente. Sin embargo, tenían razón. Ya para ese momento nos sentíamos cansados, pero persistimos. Valía la pena, a partir de ese instante escuchar al imponente río Chirripó, ver el Monte Sin Fe y los primeros indicios de vegetación de páramo.

Sin embargo, se avecinaba el reto más grande: La Cuesta de los Arrepentidos. Se llama así por una razón. Esa parte del recorrido hizo florecer el instinto de supervivencia que no sabíamos que teníamos; no es posible rendirse una vez que se comienza. Después de sobrevivir este famoso tramo, el recorrido se volvió menos inclinado – pero no menos difícil por el cansancio y la altitud. 

Después de eso, el mejor momento fue cuando arribamos al rótulo que recuerda los indicios de la civilización “Bienvenidos Albergue Crestones”. El alivio fue inexplicable; al tiempo que no sentíamos las piernas, había alegría. Detrás de esas palabras se encuentra una pequeña instalación humana; con paneles solares en el techo y varios módulos. Aparte de ello, a la derecha observamos los famosos Crestones; inminentes y únicos.

Al llegar al albergue, tomamos la ducha más fría y el almuerzo más merecido de nuestras vidas. Esa noche, dos cobijas no fueron suficientes; el gorro, los guantes, las medias y hasta una jacket fueron nuestros aliados para poder dormir. 

Naturalmente, al día siguiente nos embarcamos a la cima, despertándonos a las 2:30 a.m. con el fin de poder ver el amanecer en el cerro Chirripó. Ahí había otras personas; unos tomaban fotografías, otros tomaban el desayuno y otros consumían bebidas espirituosas, pero al fin y al cabo todos sonreían al saber lo única que era esa experiencia.

Muchos tal vez piensan que ir a la cima es lo único que se puede hacer cuando se explora el Parque Nacional Chirripó, sin embargo, hay otras posibilidades. Ver la Sabana de los Leones (por el zacate único de la planicie), visitar la laguna Ditkevi (significa “lugar para tener acercamiento con Dios”), escalar al cerro Terbi para ver los Guardianes Eternos de cerca y subirse a los Crestones son experiencias que recomendamos. Las posibilidades dentro del Parque son infinitamente retadoras y hermosas.

Queremos destacar que, aunque el entrenamiento nuestro fue adecuado, no teníamos la condición física de alpinistas avanzados que conocimos en la cima. Para explicar mejor: nuestra estadía fue tres retos en uno. El primer día la subida (imposible sin un cierto nivel de preparación); el segundo día corrimos para ver el amanecer en la cima del cerro Chirripó y después aprovechamos para ver los otros sitios; y la bajada el tercer día fue difícil, terrible por los esfuerzos hechos los días anteriores.

Al lograr vencer los retos, la satisfacción es enorme; pensar que solo un porcentaje minúsculo de los turistas extranjeros y nacionales la han tenido es inigualable. Así, padre e hija cumplimos una meta grande y complicada, con lecciones que nos servirían de inspiración por el resto de nuestras vidas.  

De esta manera, nos gustaría cerrar invitando a todos los que puedan embarcarse en esta travesía a hacerlo; es uno de los lugares más bellos de Costa Rica, la experiencia es casi patriótica.  Más importante aun, en un año tan lleno de angustia en el mundo, fue una oportunidad de crecimiento personal y espiritual.

 

Sueño cumplido. Padre e hija, Keilyn y Russell Martin (estadounidense), en la cima del cerro Chirripó, a 3.820 metros de altura sobre el nivel del mar.

 

Aquí inició y finalizó la travesía. Para subir el Chirripó se requiere una buena preparación y condición física.

 

 

Russel describe como formidable la experiencia de subir a la cima del Chirripó, además de visitar la laguna Ditkevi y otros sitios por el lugar.

Read 70 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño

Categorias

Calendario

« April 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube