Machado, sinónimo de buen pan Featured

Written by 
Published in Lo último

Casi cuatro décadas al servicio de la comunidad de Dulce Nombre y todo el cantón. 

Con casi cuatro décadas de existencia, la Panadería Machado se distingue por su buen pan, especialmente el de cebolla que es uno de los que tienen mayor salida, y el baguete pequeño, otro de los inventos propios que hacen que este negocio desde hace 39 años tenga una clientela fiel.

Benedicto Machado Jiménez, quien está al frente junto con sus hermanos Freddy y Heriberto, se siente satisfecho por haber dedicado su vida a la panadería y haber visto crecer aquel localito de 4 x 3m, en el que empezaron. Ahora, con un negocio totalmente consolidado, saben que cada cosa que tienen se la fueron ganando más allá del saco de harina, el de azúcar  y la caja con 25 kilos de manteca con que arrancaron el 3 de setiembre de 1982.

Benedicto nos cuenta que el pan de cebolla fue un invento de su hermano Alberto, quien trabajaba con él en la Central y luego lo acompañó durante 13 años en la panadería propia, aunque finalmente decidió dedicarse a otras actividades.

“Hace unos 40 años antes de venir acá, cuando estábamos en la Central y un amigo de los Chacón (familia dueña de dicha panadería) les pidió un pan especial que fuera diferente, entonces llegó mi hermano Alberto y le dijo que él podía sacarle un pan con cebolla, y le dieron luz verde para que lo hiciese, y les hizo un bollo enorme como de un metro de largo con 40 cm de ancho  y al señor le gustó mucho”. No obstante, no sería hasta que instalaron su negocio propio, la Panadería Machado, cuando empezaron a comercializar este pan que tanto gusta a su clientela.

Benedicto dice que a través de los años han implementado novedades propias de la panadería, con el fin de mejorar sus productos, como cuando decidieron empacar los gatitos y luego “mucha gente siguió la idea”.

“También se me ocurrió hacer un baguete pequeño, ahora que las familias ya no son tan grandes como antes, y eso tuvo un gran pegue.”

Hay otros productos que ellos venden como los llamados “borrachitos”, que dice escuchó que los hacía un señor francés, que tenía un puesto en el Mercado Borbón, y que son un pastel pasta seca con jalea de guayaba, al que en sus inicios lo picaban con un palito y luego lo bañaban con un poquito de licor, lo cual ahora sería prohibido, pero por ahí viene lo del nombre.

Otro detalle son los cachos que ahora la mayoría los hacen con crema pastelera o dulce de leche, pero acá los prefieren de la forma tradicional, de crema moka, por lo que son muy buscados. “Así los hacía hace muchos años un señor que tenía un negocio en San Isidro centro, y que hacía pañuelos, prusianos y cachos con esa crema”.

Otro detalle de esta panadería, dice Benedicto, es que “no usamos químicos, todo es totalmente artesanal y cocinado con leña, en el horno de ladrillo, lo que ayuda a darles a los productos un buen sabor”.

Por esta panadería han pasado generaciones, incluida una pareja, que según Benedicto, “cuando abrimos eran novios y como al año se casaron y tuvieron una niña que se llama Marcela, y ahora ella o sus hijos, que ya se le hicieron grandes, pasan a comprar pan”.

A sus 61 años de edad, Benedicto se siente orgulloso de su negocio y de que su hija Jéssica, que estudia leyes, también saque el rato para integrarse a la panadería y le guste.

Manifiesta que muchas historias han pasado desde aquella época en que él andaba pulseándola con una caja de pan al hombro vendiendo en las casas y pulperías, y cuando recibieron mucha ayuda de personas como Henry Carter, un vecino de la zona, de una familia acomodada que por solo el hecho de ayudarles, ya que le gustaba la gente trabajadora, con una bandeja de pan y una toalla iba promocionando la panadería por todo Dulce Nombre, y además al inicio les regaló como 50 kilos de bolsas plásticas.

La Panadería Machado tiene un horario de lunes a domingo, de 6 a.m. a 8 p.m. todos los días, y dicen que solo cierran Jueves y Viernes Santo y 25 de diciembre, y está ubicada 150 metros al suroeste de la Plaza en Dulce Nombre.

 

Benedicto Machado Jiménez asegura que el famoso pan de cebolla es una receta original de los Machado.

 

Un proceso artesanal y cocinado a la leña es parte del buen sabor de los productos de Panadería Machado.

 

Al frente Benedicto Machado y su hija Jéssica, quienes se sienten orgullosos del negocio que ha forjado esta familia de panaderos.

 

Read 109 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño

Categorias

Calendario

« September 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube