Coronadeña empoderada Featured

Written by 
Published in Lo último

Nuria Rojas es la actual presidenta internacional del Club 20-30. 

Con solo 34 años de edad, pero con determinación, empoderamiento y una personalidad muy definida, e incluso tras superar un infarto cerebro vascular en enero pasado, la coronadeña Nuria Rojas Torres se convirtió hace pocas semanas en la actual presidenta internacional del Club Activo 20-30, posición a la que en más de 60 años solo han llegado dos mujeres, incluida ella.

Esta organización está celebrando 100 años porque nació en 1922, primero como dos organizaciones: Club Activo y Club 20-30 que en 1960 se unen. Lo integran personas entre los 20 y 39 años con la idea de ayudar a la niñez sirviendo a la comunidad en forma voluntaria, y formar líderes para el servicio de la comunidad. Nuria es entonces la presidenta del centenario, y de la fusión que está cumpliendo 62 años.

Como organización, este Club se encuentra en ocho países y en Costa Rica realizan varios proyectos, uno de ellos es la organización de la Teletón que todos los años se lleva a cabo en nuestro país. Nuria dice que para pertenecer a esta agrupación, aparte de la edad señalada, “hay que tener disposición a servir a la comunidad porque esto es ad honorem, y tener un trabajo o ingreso, porque al ser parte de una organización a nivel internacional pagamos una cuota y hay que cubrir específicamente ciertos gastos por mes”.

Consultada cómo fue su ascenso a la presidencia internacional de esta organización, Rojas respondió que ella empezó en el Club Activo 20-30 de San José hace 13 años, y luego se trasladó al de Tres Ríos, y empezó a cubrir cargos primero a nivel nacional como junta directiva, y luego le dieron la oportunidad de ser secretaria internacional en el 2017, puesto en el que se mantuvo hasta el 2019; fue presidenta nacional en el 2020, y entonces se decidió a presentar su candidatura por su asociación para la presidencia internacional.

Este club tiene representaciones en ocho países: Estados Unidos, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana y México.

Nuria manifestó que a nivel internacional se reúnen dos veces al año, tienen una convención nacional para elegir las juntas directivas y el evento magno es la Convención Internacional, y este año por ser el centenario la hicieron en Sacramento que fue la ciudad donde nació todo.

“Fue una actividad a la que asistieron casi 200 personas y se hicieron reuniones para ver planes de trabajo, tanto los que dejaba el presidente saliente como mi persona entrante, se hizo la asamblea, la celebración de la Gala en el Centro de Convenciones de Sacramento; una cosa importante es que nosotros cubrimos con los gastos en este tipo de asistencias”.

Rojas afirmó que este Club a nivel internacional tiene proyectos que se reflejan a nivel nacional como el Lechetón, el cual nació en Panamá y luego se extendió a los diferentes países, que ya se ha hecho varias veces con la Dos Pinos, y consiste en la recolección de litros de leche en envase tetrapack, para hacer donaciones.

 

Coronadeña

Con respecto a la vida de Nuria Rojas, ella dice que es coronadeña de cepa. Su padre Marco Rojas, aunque era de Escazú, creció acá en el cantón donde conoció a Nuria Torres (de los Torres de la recordada empresa Pastas el Carmen), con quien se casó y tuvo tres hijas, de las cuales Nuria fue una de las segundas porque es gemela. Dice que estudio en la escuela Amadita desde preescolar y de ahí pasó al EMVA, de la misma familia, estudio en la Universidad de Costa Rica y tiene un título de inglés puro con énfasis en traducción y una maestría de la UCR en enseñanza del inglés. Trabajó 10 años con la escuela Amadita como docente, y en el 2019 aceptó una oferta de trabajo con una empresa internacional.

“Tengo muchos recuerdos, desfilé por estas calles, también corrí con la antorcha, y sigo viviendo en San Antonio”. Dice que el coronadeño es muy amable y se nota la diferencia entre estos y mucha gente que no es del cantón, sino que simplemente viven acá. Agregó: “Ahora creo que se siente un grado de inseguridad en el pueblo que no existía antes. También siento que hay zonas del Coronado viejo que se han ido deteriorando, son zonas bonitas pero con calles muy maltratadas que requieren un poco de mantenimiento y apoyo de las autoridades”.

Consultada sobre el empoderamiento de la mujer coronadeña, contestó que “yo como mujer, como persona que ha ido creciendo y  escalando posiciones en un mercado masculino, creo que el asunto es definir muy claro lo que uno quiere. Yo sabía que llegar a la presidencia internacional era algo que me podía costar lágrimas, sudor, sangre, tiempo, noviazgos, pero yo tenía el objetivo muy claro. A mi alrededor he tenido mujeres súper empoderadas, mi madre es una de ellas, una mujer fuerte y que es todo un ejemplo para mí, igualmente Tatiana Álvarez Borbón, con su escuela (Amadita) es una mujer ejemplo que hace 36 años fundó una institución privada en un pueblo que era y hasta cierto punto lo sigue siendo, de hombres, porque casi todas las sillas calientes tienen un poder masculino, y ella se atrevió a hacer el reto con el espejo de otra mujer increíble que fue Amadita Rojas de Malavassi, todo un ejemplo de vida”. Para Nuria, la coronadeña requiere entender que ella tiene la capacidad, que ella puede, y también el pueblo ha de ver y reconocerles el talento.

Por último, Rojas afirma que ella llegó al puesto que ocupa actualmente en el Club, después de darse a conocer en muchas sillas de la organización donde la representó, y que sí ha tenido que sacrificar cosas como tiempo, vínculos emocionales con otras personas, pero “pese a que hay cosas que a una le duelen, no me arrepiento porque al final del día, como decía mi abuelita doña Calino Torres, ‘matrimonio y mortaja del cielo bajan’. Y yo sí creo que los tiempos de Dios son perfectos, entonces mis dolores, mis situaciones y todo lo que he pasado hasta el milagro de estar aquí, porque tuve un infarto cerebro vascular en enero pasado cuando fui a dar a emergencias del Calderón Guardia con un coágulo en el cerebro, y aun así me pude juramentar el pasado 16 de julio en la presidencia internacional del Club. Esas cosas me han hecho ser la persona que soy hoy, para cubrir el cargo con la autoridad y destreza que tengo, y por supuesto poder escoger a todo un equipo que me respalda, porque este trabajo no se hace solo”.

Nuria viaja a las diferentes asociaciones, lo cual su trabajo actual se lo permite porque puede laborar desde cualquier parte en forma remota, visita los clubes, se reúne con ellos y su periodo de presidencia va de julio de este año a junio del 2023.

 

 

El collarín que luce Nuria Rojas lleva las placas de todos los presidentes desde 1961. Ella es la segunda mujer que llega al cargo de presidenta internacional, puesto que asumió el 16 de julio pasado en el Centro de Convenciones de Sacramento, Estados Unidos.

Read 112 times
Rate this item
(0 votes)

Toyopan

Isidreño

uned 2022

Categorias

Calendario

« September 2022 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube