Lo que ocultamos en el corazón Featured

Written by 
Published in Sicología

Muchas veces callamos tantas cosas negativas que, sin darnos cuenta, nos vamos ahogando y cargando hasta que dejamos de encontrar soluciones, las emociones se vuelven poco significativas, y hasta olvidamos que estas son la causa de la ansiedad, del estrés o la depresión que tenemos. El reprimir provoca malestares físicos, emocionales, espirituales que hacen que la vida se torne aburrida, cansada, y de angustia diaria. 

Un aspecto que nos puede generar preocupación es el ver cómo la ansiedad cada día nos ataca más, nos hace absorber preocupaciones, nos bloquea para no expresar lo que sentimos; nos aquejan los miedos por las experiencias desagradables que hemos tenido que enfrentar o porque me enseñaron a no decir lo que siento o pienso.

Lo importante es reconocer que no estoy bien, que necesito apoyo y guía para enfrentar estas cosas que aunque parezcan a veces imposibles de resolver, tienen una solución que en ocasiones está frente a nosotros y no la vemos por el bloqueo emocional que presento, por la negatividad que presentamos, o simplemente porque ya me acostumbré a vivir así aunque no sea feliz.

Si bien es cierto, todos tenemos momentos complicados, de sufrimiento, de dudas, de incertidumbre, de controversia y hasta de análisis personal donde cuestionamos hasta la más pequeña decisión de la vida, debemos tener presente que no siempre podemos solos, y que nuestro corazón se lastima guardando situaciones complicadas, de dolor, de desesperanza y de miedo por salir de la zona de confort, más aun si nos lastima o nos hace cambiar la esencia como personas.

Guardar rencores es otra de las situaciones que ocultamos en el corazón y que daña hasta lo más profundo; no es justo que vivamos en función de situaciones pasadas donde sentimos dolor o enojo y que no son parte del hoy ni me han permitido limpiar el alma, sino todo lo contrario, nos han endurecido tanto que no veo otro punto de vista.

Cada uno de nosotros tiene en su corazón un baúl con buenos recuerdos, con anhelos, ilusiones y con personas significativas que han marcado un antes y un después en nuestra madurez, pero también tenemos recuerdos negativos, de dolor, de pesimismo y muchos más que han generado que nos estanquemos, que no volemos a las metas personales, y que vivamos del pasado.

Hablar de consejos o recomendaciones va a depender de cada persona y de cada momento vivido; sin embargo, a nivel general podemos decir que desahogarnos, hablar o expresar lo que sentimos, el poder compartir nuestros pesares, ayudará a liberar las preocupaciones que tenemos en los hombros, a sacar la energía negativa que venimos arrastrando, y a evidenciar sentimientos que nos están dañando y que deberían estar fuera de nosotros.

Es complicado abrir nuestro corazón y mostrar a los demás nuestra verdadera esencia, más aun si ha sido dañada o utilizada de mala forma, pero es importante intentarlo para sanar y dejar abierto el corazón a oportunidades, a tener nuevamente anhelos, proyectos y expectativas.

Si es complejo para mí expresarme verbalmente, podemos hacerlo solos mediante una técnica donde escribimos en un cuaderno todo lo que sentimos y pensamos, lo leemos y reflexionamos posteriormente, observando cada detalle e intentando cambiar lo que podemos, y dejar ir lo que ya no tiene solución, por ejemplo quemando el papel, rompiéndolo como símbolo de desprendimiento. También podemos conversar con un amigo/a de confianza, con un familiar que me entienda y apoye pero no que alimente mi tristeza o dolor.

Todo es un proceso, no podemos sanar de un día para otro, no podemos olvidar lo vivido porque es parte de nuestra historia, de lo que nos hizo crecer como seres humanos, pero sí es posible empezar de cero, ver más allá, limpiar el alma, teniendo presente a Dios, a la familia, a los amigos, a la pareja y a muchas otras personas que darían cualquier cosa por vernos felices. Recuerda: siempre tendremos momentos duros y espacios de plenitud, reforcemos lo bueno y no permitamos que nuestro baúl esté cargado de situaciones negativas; somos capaces de reformular lo que guardamos en él.

 

Licda. Carolina Blanco Vargas

 Psicóloga. Para consultas: 8846-7110

 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Read 641 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« June 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube