Me preocupo por mi salud mental Featured

Written by 
Published in Sicología

La salud mental incluye nuestro bienestar y equilibrio emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones. 

Según el estilo de vida que tengamos, nuestra salud mental se puede ver afectada, y esto depende de muchos factores, por ejemplo los traumas, las experiencias enfrentadas, el consumo de sustancias, la ausencia de actividad física, y más.

Para poder salir adelante y mejorar esta área tan importante como lo es la salud mental, se requieren hábitos acompañados de una actitud positiva, de esfuerzo y de no conformarse con lo triste o negativo que nos sucede.

Además de lo mencionado, es vital que tengamos claridad de las prioridades y metas para alcanzarlas aún en los momentos de dificultad o pesimismo. Cuando tenemos una mente abierta, una escucha activa, somos proactivos y buscamos avanzar, nuestra salud mental se fortalece porque me estoy dando la oportunidad de crecer y enfrentarme a mis miedos.

Dentro de este equilibrio emocional, el aprender a perdonarme y perdonar a los demás, se vuelve un pilar, ya que tener resentimientos en el corazón alberga amarguras, venganzas, envidias, dolor, distanciamiento y evidentemente no da paz ni bienestar, sino todo lo contrario se convierte en una carga que nos puede estancar. Podemos hacernos preguntas como: ¿He podido perdonarme por todos los errores que he cometido muchas veces en contra de mi propia integridad y he podido aceptar esa realidad en mi vida?, ¿He sido capaz de dejar a un lado el orgullo y perdonar a los demás?, ¿He sido capaz de pedir perdón cuando me he equivocado? Con estas interrogantes, podemos ir limpiando nuestro corazón y cambiar reconociendo que todos nos equivocamos pero que es posible enmendarnos y crecer.

Cuando tenemos una dificultad o problema a nivel mental, se nos presentan señales para que actuemos y poder así darnos la oportunidad de mejorar y pensar en nosotros, más en estos tiempos donde muchos nos dedicamos a los demás, y olvidamos que somos importantes, que tenemos valor y que merecemos lo mejor como cualquier otra persona. Para poder analizar estas señales debemos conocernos y evaluar:

  • Los hábitos de sueño y de alimentación.
  • Las relaciones con otros, si nos aislamos y si disfrutamos de las actividades sociales.
  • Cómo anda mi energía, es nula o por el contrario, fuerte.
  • Siento un vacío y no me importa nada.
  • La esperanza se perdió.
  • Cambios de humor severos y hasta sin razón alguna.
  • No poder realizar actividades cotidianas (trabajar, estudiar, limpieza de la casa, otros)
  • Tener preocupaciones o miedos constantes.
  • Sentir confusión o molestia gran parte del tiempo.
  • Los recuerdos y pensamientos atormentan su estabilidad.
  • Tener dolores y molestias inexplicables.

Si la mayor parte de estos factores están presentes, es de suma importancia buscar ayuda profesional para guiarlo y darle las recomendaciones necesarias, pero siempre recuerde que con los cambios de hábitos y la constancia podemos salir adelante.

 

Licda. Carolina Blanco Vargas

 Psicóloga. Para consultas: 8846-7110

 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

Read 445 times
Rate this item
(0 votes)

Categorias

Calendario

« June 2021 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Nosotros

Siguenos en:

Siguenos en nuestras redes sociales

FacebookTwitterYoutube